Los pasados días 26 y 27 de octubre se ha celebrado la tercera edición del EBS Trophy, una competición formativa por equipos que se ha celebrado bajo los auspicios de la Escuela en el Parque Nacional de Monfragüe. A la misma han acudido seis equipos de otras tantas empresas españolas, bajo la supervisión formativa de los profesores Carlos Ongallo, Eugenio Palomero y Antonio Moar. 

Durante dos días, los diferentes equipos han desarrollado, mediante pruebas outdoor, distintos ejercicios y retos basados en el trabajo colaborativo, la cohesión grupal y la potenciación de la confianza, tres factores que impulsan los llamados ‘equipos de alto rendimiento’.

Este tipo de actividades propone a los participantes diversos retos que van más allá de los ejercicios tradicionales que se realizan en el aula. Además, en este tipo de tareas, el aprendizaje mediante la experiencia (el llamado ‘experiential learning’ y la convivencia entre los miembros de un mismo equipo son tan importantes como los contenidos desarrollados durante la formación. Con el apoyo adicional de seis observadores, durante el EBS Trophy se han sacado a la luz algunas habilidades personales y se han adquirido nuevos conceptos que, en un marco teórico, son difíciles de entender. Y todo ello, según cuenta Carlos Ongallo, director de EBS, “mediante tareas de exigencia personal y grupal, que ponen en juego las áreas físicas y cognitivas de cada uno de los participantes, dentro de un contexto moderno de competitividad, respetando la ética y los valores.”

En esta edición, se ha llevado -mediante siete pruebas- a los participantes a un entorno de toma de decisiones que ha sido desconocido para ellos, con el fin de sacarles de su zona de confort para que tomen decisiones de cierto riesgo mental, fuera de la comodidad de las actividades cotidianas.