El sábado 28 de enero tuvo lugar el almuerzo periódico de los alumnos de la promoción 2011 del Programa de Alta Dirección, en el que los alumnos tuvieron ocasión de reencontrase y ponerse al día, como hacen periódicamente.

El encuentro, en esta ocasión, consistió en un almuerzo en el restaurante Madruelo, que también ha sido escenario de la presentación del nuevo proyecto empresarial del directivo Antonio Álvarez-Joven Alarcón. El proyecto surge con la vocación vinatera de Antonio, y ha culminado en la elaboración de un vino propio: Tamuja, que da nombre a la bodega.

El Programa de Alta Dirección (PAD) fue la primera actividad formativa de EBS y persigue que el directivo conozca en primera persona aspectos clave de la gestión, de la mano de los máximos expertos nacionales en cada una de las áreas. El modelo de aprendizaje del programa PAD, sigue el estilo de EBS Business School “aprender haciendo”. Un programa así persigue adquirir un concepto global de la empresa desde el punto de vista de la Alta Dirección, así como desarrollar las aptitudes de los y las participantes como miembros de la Alta Dirección, mediante las dinámicas y actividades planteadas en el Programa. Desde 2008, fecha del primer PAD, la Escuela ha apostado por este formato como producto ‘bandera’ de la formación presencial que se desarrolla. La formación se complementa con dos jornadas en Gredos.

Este tipo de encuentros contribuye a estrechar los lazos entre los compañeros; también, a recordar todo lo aprendido e incluso a mejorar las relaciones empresariales y personales entre los participantes en las diferentes promociones. En su intervención, Carlos Ongallo, director de EBS, comparó el proceso de elaboración de un vino con el crecimiento humano, fruto de múltiples factores ambientales, tras los que se esconde el arte de mejorar y ser uno mismo: ese 5% como mínimo de arte que encierra todo ser humano.

Enlace relacionado: